Blog

   

Hidrógeno como combustible, ¿una alternativa de futuro?

3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 3 Pin It Share 0 Email -- 3 Flares ×

Bien es sabido que el hidrógeno es el elemento más abundante del Universo, pero sus aplicaciones en lo que se refiere a la producción de energía no son de hace pocos años.  Ya en 1839, el juez sir William Grove demostró que se podía producir una corriente eléctrica gracias a la reacción electroquímica entre el hidrógeno y oxígeno; y en 1970 el ingeniero extremeño Arturo Estévez Varela inventó su “motor de agua”, un rudimentario motor de hidrógeno.

El primer inconveniente por el que todavía esta tecnología no está implantada en todos los vehículos o plantas energéticas que nos rodean es que la obtención del hidrógeno puro necesario para su utilización como fuente de energía requiere métodos de producción, aunque cada vez son procesos más fáciles. La pega es que, como se afirma en el informe World Watch Institute y realizado por Seth Dunn, el 99% del hidrógeno se obtiene mediante combustibles fósiles que contaminan el entorno.

Un puesto de recarga de hidrógeno. Foto de Tecnomovida (Flickr)

Un puesto de recarga de hidrógeno. Foto de Tecnomovida (Flickr)

El objetivo, por lo tanto, es obtener el hidrógeno puro mediante energías renovables como la solar, eólica o recientemente con biomasa para descomponer el agua y separar el hidrógeno del oxígeno mediante electrolisis. Otras alternativas que actualmente se están investigando es la obtención de este elemento mediante procesos metabólicos con algas o bacterias y utilizando energía solar.

Otros problemas, se centran en el transporte, ya que al tener menos energía por volumen que otros combustibles fósiles, la distribución tiene costes más elevados. Además, en cuanto al almacenamiento, se necesitan depósitos que aguanten presiones de hasta 800 atmósferas para el hidrógeno en estado gaseoso o tanques criogénicos que lo mantengan a -252ºC en estado líquido. Todos estos inconvenientes están solucionándose gracias a la investigación y ya se han construido cilindros que aguantan estas condiciones y que garantizan la seguridad de un elemento altamente inflamable y que requiere condiciones específicas en su combustión.

Aún con todo no podemos olvidarnos de las grandes ventajas de este combustible. Por ejemplo montado en automóviles, una pila de hidrógeno puede conseguir prestaciones equivalentes a un motor alimentado por gasolina o gasóleo, no emite contaminantes prácticamente y el consumo es inferior a cualquier coche.

La tecnología aunque sea experimental está muy desarrollada y sólo es necesario que las grandes empresas multinacionales y gobiernos se pongan de acuerdo para poder invertir en su evolución y que en unos pocos años podamos utilizar energía que tenga al hidrógeno como fuente.

3 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 3 Pin It Share 0 Email -- 3 Flares ×


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies